Cada vez que el Sol, en su viaje anual sobre el telón de fondo del Zodíaco, vuelve a ingresar en la Constelación de Aries, se inicia un nuevo año zodiacal que se desarrolla a través de las cuatro estaciones o fases del ciclo anual.
Así, en el emisfério sur, cuando el Sol:

  • Ingresa a 0º de Aries comienza el Otoño
  • Ingresa a 0º de Cáncer comienza el Invierno
  • Ingresa a 0º de Libra comienza la Primavera
  • Ingresa a 0º de Capricornio comienza el Verano
En cada una de estas cuatro etapas, la biósfera terrestre vibra con una "musica de fondo" particular. Estas diferentes vibraciones se corresponden con estados diferenciados tanto en la mente colectiva como en cada mente individual.


 

EQUINOCCIO de Otoño 2018

Se dará a las 1:15 pm del 20/03/2018… sobre la IX casa (en Buenos Aires - Argentina).
Como lo muestra la carta astral del momento, el equinoccio se inicia en condiciones muy desfavorables para llevar adelante negociaciones o acuerdos con los demás países del mundo.


Prevalecerán los reclamos de justicia de los sectores menos favorecidos. Con todo lo que esto significa para la población, habida cuenta de los métodos utilizados para tal efecto (eso surge de la lectura de la IX casa de la carta del equinoccio).
Esto, sin dudas creará un clima que afectará las oportunidades de posibles acuerdos financieros con otras economías del mundo.
Esa situación expondrá ante los ojos del capital extranjero un clima inseguridad jurídica.
El ciclo de otoño activará en la mente de las autoridades una predisposición a expresar un discurso inspirado en iniciativas transformadoras. Con una marcada visión de futuro (eso lo define la naturaleza de la X casa de la carta del equinoccio).
A pesar de que habrá siempre en el ánimo de las autoridades del gobierno una predisposición a llevar adelante, frente a los demás países del mundo, iniciativas negociadoras con visión de futuro y con una clara abertura para transitar los caminos de la modernidad, aparecerá en el clima compartido de cualquier negociación restricciones, que estarán relacionadas con los desmanejos que se produjeron en la economía en el pasado.
Todo esto estará siendo puesto en clara luz por el efecto del tránsito de Plutón por Capricornio.
Como ya expusimos anteriormente, este tránsito también está poniendo al descubierto el lado más obscuro de la idiosincrasia del pueblo argentino.

El eje nodal del equinoccio conforma el eje de un Yod tetrádico, donde la cabeza del dragón se presenta como el ápex de la configuración… o sea, como un punto muy sensible (sobre Leo en la II casa), que llama a la permanente reconsideración de lo que el gobierno propone en cualquier negociación... pero, la cola del dragón, vibrando sobre Acuario en la VIII casa terrena, nos está indicando que siempre habrá, por parte de los negociadores externos, un cuestionamiento con relación a la dignidad de las propuestas negociadoras del gobierno… eso por causa de los registros históricos que anteceden a cualquier negociación actual.
La Luna vibrando sobre Tauro, en la XI casa del equinoccio, haciendo T cuadrada con el eje nodal, marca un período en el que la propia nación, en su conjunto, deseará vivir un clima de estabilidad y tranquilidad.
Pero, dada la condición en que se dan las condiciones dialécticas (internas y externas) se desarrollan en el actual período, esa necesidad se potencia. Se hace más urgente… lo que se mide en términos de ansiedad colectiva.
Desde el nivel nacional hasta la estructura de los municipios se deseará vivir un año en paz… pero esto dependerá de los resultados de la balanza comercial y de cómo las autoridades del gobierno sean capaces de manejarse con flexibilidad ante las cambiantes circunstancias del orden internacional.
De eso dependerá la paz interior.
Para el momento del equinoccio, el eje nodal vibrará en las cúspides del eje V casa-XI casa del país... planteando una cuestión karmica al nivel de ambas cámaras del congreso.
El congreso, en su conjunto, y los diferentes consejos al nivel de los municipios se verán, de alguna forma, presionados por la sensación de que el pueblo que no conforma los cuadros militantes (o sea la enorme mayoría del país) está cansado del clima de enfrentamiento en el que se desarrolla el universo de la política… y reclama de esta mayor celeridad.


La Luna de este equinoccio recae sobre la VII casa del país, lo que debemos interpretar como que, esa tensión dialéctica que permea a ambas cámaras del congreso, sobrecarga el clima psicológico de la negociación con los organismos internacionales, dificultando que se den situaciones favorables al ingreso inversiones.

Estamos en la presencia de una trinidad de fuerzas desencontradas;
Por un lado los que quieren, dentro de la población, expresar de forma violenta sus reclamos sociales largamente postergados.
Dentro del mismo universo del pueblo también tenemos los que, aun con reclamos, quieren vivir en paz… y finalmente tenemos el poder del estado, queriendo encontrar la fórmula que apacigüe ambas posiciones.
La identificación con cualquiera de estas tres posiciones da lugar a una base discursiva sólida y coherente… y ese es el mal de los males.
Los medios de comunicación tendrán una presencia muy activa para dar a conocer los pormenores de las negociaciones que realice el gobierno… y, sin dudas, el pueblo de la nación estará por demás sintonizado con lo que la prensa exprese.
La VII casa del equinoccio cae sobre la III y penetra en la IV del mapa del país. Siendo que el Plutón recae sobre su Luna.
Esto indica que el propio estado de las negociaciones pone al descubierto aspectos de antiguas negociaciones que eran ignorados por la población… y es en esto que el periodismo tendrá mucho que ver.

Lo expuesto hasta el momento nos indica como el pueblo de la nación, como entidad colectiva, vivirá y procesará las fuerzas en movimiento que sustentaran la dialéctica sobre la que transcurrirá la vida del país.
Trataremos ahora de comprender como esta misma experiencia será vivida hacia el interior de la entidad del gobierno de la nación
.

La carta del gobierno de Macri muestra que, desde el origen, recae sobre la persona del presidente dos fuertes tensiones.
Una generada por la necesidad de conseguir un lugar para poder crecer, dentro del concierto de las naciones del mundo (la cuadratura que hace el SOL/Sagitario/X con JÚPITER(r)/Virgo/VII)… y otra derivada de la incertidumbre en la que se debate la sensibilidad de los habitantes del país (SOL cuadratura con KIRON/Piscis/I).
Este gobierno se inicia con la necesidad de que se le reconozca la posesión de una filosofía propia, por la que quiere ser reconocido… y sobre la que está dispuesto a debatir o expresar públicamente, sin tapujos (MERCURIO/Capricornio/X).
Pero esta postura dialoguista se deberá expresar bajo la enorme tensión de un karma acumulado en el campo de las anteriores negociaciones con las entidades extranjeras (MERCURIO hace T cuadrada con el eje nodal... N. Sur/Piscis/I - N. Norte/Virgo/VII).
En si nos encontramos ante tres T cuadradas (Apex SOL, MERCURIO y PLUTÓN), lo que nos habla de que todo lo que se refiere al mundo de las negociaciones con organismos internacionales será una tarea tensa e intensa, que se desenvolverá en el contexto de grandes inseguridades, en lo que respecta a las interacciones con las provincias. Principalmente por las medidas imprevisibles que deberá adoptar el Banco Central, con relación a las reservas del tesoro (URANO(r)/Aries/II oposición MARTE-LILITH/Libra/VIII).
Medidas que activarán en el pueblo en general el recuerdo de recursos extraordinarios implementados en otros tiempos… y que dieron entonces resultados negativos.

Este inicio de año zodiacal pone al gobierno de Macri ante el desafío de tener que resolver cuestiones muy difíciles con los sindicatos (N. Norte cae en la VI casa del mapa del gobierno… siendo que el eje nodal hace T cuadrada con la LUNA del ingreso, sobre la III casa del gobierno ).
Esta configuración en T cuadrada significa que toda la tensión con los sindicatos encontrara un clima mas que apropiado de divulgación en el periodismo, que le dará al relato una mayor tensión emocional que la que realmente corresponde a la naturaleza esencial de los conflictos.
El gobierno hará un gran esfuerzo por explicar, de la mejor manera posible, la naturaleza de las medidas económicas que se deberán tomar… pero se desarrollará dentro del clima que hemos expresado anteriormente (MERCURIO-VENUS del inicio cae sobre el URANO del mapa del gobierno).
En sí, la dinámica del país, a partir del equinoccio de otoño, será de mucho disconformismo. Algo que tendrá su origen en cuestiones mucho más profundas que lo que se pueda estar discutiendo puntualmente.
Estamos ante un fenómeno de naturaleza universal.
Claro que esto no significa que no existan problemas reales y muy profundos para ser resueltos.
Problemas es lo que sobra en Argentina… pero estos son como una suerte de válvula, por la que afloran compulsiones que provienen del actual inconformismo de la humanidad… y esto ya amerita otro estudio, fuera de las dimensiones de este trabajo.

Conclusión:

Estamos en un momento de la historia de la humanidad, en el que se hace imperioso el redescubrir los viejos valores perdidos.
Hay una necesidad de reencuentro con los valores espirituales, porque la vida se ha transformado en algo de extrema materialidad, donde el propio sistema alienta el consumo de la materia.
De alguna forma las estructuras de los gobiernos conforman el andamiaje y la sustentación de una sociedad carente de alma, sofocada por su propia compulsión al consumo.
El péndulo llegó al punto de su máxima amplitud y ya operan sobre él fuerzas que irreversiblemente lo impulsan a desandar lo andado.
Toda postura que cuestione o se oponga a aceptar la realidad de esas fuerzas en movimiento generará la reacción de lo colectivo y del individuo dentro de lo colectivo.

ROLANDO GRIGLIO
Astrólogo Kármico

misteriosdevelados@live.com