MEMORIAS DE MERCURIO

Este octavo ciclo embrionario tiene que ver con un proceso de afinación con la energía bipolar de la propia biosfera,... y aquí sentimos la necesidad de hacer algunas breves reflexiones con relación al verdadero lugar que ocupamos en el seno del universo que nos contiene.

Cada uno de nosotros es, en verdad, una estructura que va mucho más allá de nuestra propia epidermis.
Nuestra estructura de carne y hueso ocupa el centro de una verdadera “tela de araña”, donde cada uno de sus hilos simboliza un vínculo dialéctico con algún punto de nuestro universo conocido (puede ser un objeto material, una hipótesis, una persona, una fantasía, un recuerdo, un vacío que nos atrae por su misterio, etc).

Pero todos los hilos tienen en común el hecho de tener aprisionadas algunas partículas del ALMA, que deben ser liberadas.
Esa es la arquitectura de nuestra MENTE SENSORIAL; una estructura que va mucho más allá de nuestra epidermis, llegando hasta los confines de nuestro propio universo conocido.
Por lo tanto, estamos todos simbióticamente unidos al universo que nos contiene por vínculos que son imposibles de cortar. Vínculos que son tan vitales como el aire que respiramos.
Lo que es un buen ejemplo porque epidermis adentro de nosotros se encuentra la mitad de nuestro aparato respiratorio,... la otra mitad de encuentra en el reino vegetal de la Naturaleza que nos entrega el OXIGENO que necesitamos, mientras que nosotros le entregamos el ANHÍDRIDO CARBÓNICO que él precisa para sustentar sus propios procesos metabólicos.

El ciclo lunar de MERCURIO tiene que ver con la ordenación bipolar de la mente de cada individuo. Una MENTE que se extiende dialécticamente no solo hasta los extremos del macrocosmos que nos contiene, sino también hasta los límites más infinitesimales de nuestra propia biología.
Las tensiones experimentadas por el feto durante este ciclo lunar son el saldo de las transgresiones que este cometió contra su propia inserción bipolar en el mundo.
Por lo tanto, afectarán secretamente los procesos de intercambio y sus propias especulaciones intelectuales en la nueva existencia.

 

Algunos principios sobre Astrología Intrauterína